He creado el Blog para compartir mi admiración por este singular escritor español, creador de un mundo propio, poético e inquietante, de una obra que trasciende los límites del género breve y de la literatura fantástica.

(Marina Tapia)

viernes, 25 de diciembre de 2015

Acerca de los prólogos

Ángel Olgoso siempre ha mostrado generosidad a la hora de promover y apoyar a sus amigos y a escritores de su entorno. Acoge sin dudar y con entusiasmo los proyectos que le parecen interesantes, prueba de ello son los numerosos prólogos, presentaciones, reseñas, etc. que ha escrito a lo largo de los años. Por ahora, os dejo con un listado de los prólogos (como veréis, he tenido la suerte de que haya prologado varios de mis libros) y con una breve muestra:





*Prólogo de Borrasca de otoño, de Pedro Cabrera Sánchez (Proyecto Sur).

*Prólogo de Granos de luz, de Nicolás Palma (Otras Voces).

*Prólogo de La biblioteca de la vida, de Ginés S. Cutillas (Fundación Drac).

*Prólogo de Issa Nobunaga, de Carlos Almira (Nowevolution)

*Prólogo de La suave piel de la anaconda, de Raúl Ariza (Talentura Libros).

*Epílogo de Maldito vicio, de Carlos de la Fé (Nazarí).

*Prólogo de El relámpago en la habitación, de Marina Tapia (Nazarí).

*Prólogo de Alejado del tiempo, de Ramón López Pazos (Nazarí).

*Prólogo de El acero y la seda, de José Abad (Traspiés).

*Epílogo de Ombres d'été, de Guillermo Ruiz Plaza (Éditions Édite-moi).

*Prólogo de Marjales de interior, de Marina Tapia (Aguaclara).

*Prólogo de El Mar y los Siglos, de Josefina Martos Peregrín (Esdrújula).








"Las historias de Guillermo Ruiz Plaza germinan en esa turbadora zona de sombra que prospera bajo el alero de cada familia. Magnífico escritor equidistante de Maupassant, Buzzati y Carver, dueño de un estilo límpido, de un ritmo sincopado, de unos diálogos naturales, de unos finales contundentes que son disparaderos a otro lugar o a otro tiempo, su mundo es el de las relaciones humanas con su oscuro botín de culpas y compromisos, de ajustes de cuentas y reconciliaciones, el de las identidades y los sentimientos soterrados, el de los signos que anuncian lo inesperado, lo imposible. Sus personajes cargan un peso de secretos y recuerdos, y entre los intersticios de sus vidas descubren -con resignación o pavor- la verdadera naturaleza de los seres que los rodean, de las casas que habitan. En todos los relatos de Sombras de verano palpita un desacuerdo con la realidad, reverbera algo enfermizo o perverso, asoma la pesadilla tras la puerta. Mientras llega el impacto fulminante de su desenlace, el tempo pausado y la progresión de la angustia crecen imparables, y la extrañeza y la inquietud se abren paso de manera sutil, sin que el lector apenas lo perciba, como una afiladísima cuchilla de afeitar que después segará limpiamente sus convicciones".

Epílogo de Ombres d'été
de Guillermo Ruiz Plaza 
(Éditions Édite-moi)


M. Tapia


martes, 15 de diciembre de 2015

Traducción al rumano


La más veterana de la revistas rumanas (1924), 
ha traducido nueve relatos de Ángel Olgoso. 
Os dejo con el que abre la sección.








ESPACIO

Escribí un relato de tres líneas y en la vastedad de su espacio vivieron cómodos un elefante de los matorrales, varias pirámides, un grupo de ballenas azules con su océano frecuentado por los albatros y los huracanes, y un agujero negro devorador de galaxias.

Escribí una novela de trescientas páginas y no cabía ni un alfiler, todo se hacinaba en aquella sórdida ratonera, había codazos y campos minados, multitudes errantes que morían y volvían a nacer, cargamentos extraviados, hechos que se enroscaban y desenroscaban como una tenia infinita, los temas eran desangrados a conciencia en busca de la última gota, no prosperaba el aire fresco, se sucedían peligrosas estampidas formadas por miles de detalles intrascendentes, el piso de este caos ubicuo y sofocador estaba cubierto con el aserrín de los mismos pensamientos molidos una y otra vez, los árboles eran genealógicos, los lugares, comunes, y las palabras pesados balines de plomo que se amontonaban implacablemente sobre el lector agónico hasta enterrarlo.



sábado, 12 de diciembre de 2015

Caricatura

Navegando por Internet encontré
 estas curiosas caricaturas de Diego Abelenda 
para Literaturas.com. 
Ángel Olgoso está en la esquina inferior izquierda.



jueves, 3 de diciembre de 2015

Dos entrevistas

Dos entrevistas en el diario Ideal, aparecidas con motivo de la publicación de "Breviario negro" y "Las frutas de la luna".